Recetas de cocinaRecetas de postres

Receta para preparar galletas merengadas caseras

¿Te agrada la pastelería casera, gozas preparando tus dulces en casa? Prueba esta receta de galletas de merengue caseras. ¿Te atreves a cocinar?

Las cookies tienen un origen que se remonta a la propia humanidad, mas el empleo de merengues es más reciente. Verdaderamente ha sido una combinación excepcional y triunfante de galletas y merengue, se transformaron en los preferidos en la niñez de bastantes personas. los galletas de merengue caseras ocupar un sitio singular en la merienda de los pequeños y en la. Su receta es parte del libro de cocina pastelera internacional. No solo en España sucede esto, en Argentina están orgullosos de tener su ‘fórmula secreta’.

Un buen refrigerio no solo ha de ser exquisito, sino más bien asimismo nutritivo. Estas cookies cumplen con los dos requisitos, aporta al cuerpo los nutrientes que demanda entre las comidas principales. Es la opción alternativa idónea para los pequeños que gastan tanta energía medrando y descubriendo todo cuanto el planeta tiene para ofrecer.

Ingredientes:

Para preparar la masa:

  • 150 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gramos de azúcar en polvo
  • 1 huevo
  • 250 gramos de harina (se puede reemplazar por cincuenta gramos de almendra en polvo)
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de leche en polvo (opcional)
  • Para preparar el relleno:

    • 60 gramos de azúcar granulada
    • 25 ml de agua
    • 5 gramos de glucosa (equivalente a tres cucharadas)
    • 10 gramos de gelatina sin sabor
    • 40 ml de agua
    • La clara de un huevo
    • 30 gramos de azúcar glass
    • ½ cucharadita de colorante para comestibles de cualquier color
    • ½ cucharadita de esencia de vainilla
    • 1 cucharadita de esencia de fresa
    • Coco rallado en cantidad suficiente
    • Manga pastelera tirable con boquilla lisaRelleno de galletas

    Cómo preparar la masa:

    1. En primer sitio, hay que batir el azúcar así como la mantequilla. Cuando la textura sea mantecosa, añade la esencia y el huevo. Se prosigue batiendo hasta el momento en que estén bien integrados.
    2. Luego agrega la harina tamizada y entremezclar con una espátula. No se debe amasar. Con el movimiento de la espátula, los ingredientes se integran bien hasta conseguir la masa. Va a estar en su punto perfecto cuando pueda trabajar con las manos sin pegarse.
    3. Cubrir la masa con largo antiadherente y preservar en el frigo 2 horas. Luego, sobre una mesa de trabajo, extienda la masa hasta el momento en que tenga un grosor de unos 5 mm.
    4. Toque para dividir la masa con un molde de corte redondo de unos 5 centímetros de diámetro para conseguir las galletas. Conforme se cortan, se ponen en un plato anteriormente aceitado.
    5. Completado este paso, la placa se pone en el horno a una temperatura de ciento setenta grados, a lo largo de una cuarta parte de hora o bien hasta el momento en que se note un ligero color dorado en la base.
    6. Se dejan descansar a fin de que suelten todo el calor. Es esencial tomar en consideración que no se pueden guardar en caliente por el hecho de que se humectan y pierden su consistencia.

    Aspectos a tomar en consideración en el momento de preparar merengue

    1. La gelatina se pone en cuarenta ml de agua para hidratar. Reserva.
    2. El almíbar y el merengue tienen preparación simultánea, por el hecho de que cuando estén listos hay que entremezclarlos de manera rápida.
    3. Todas las galletas a trabajar han de estar en una bandeja lista para percibir el relleno..
    4. Debes tener lista la manga pastelera con la boquilla. Cuando el merengue esté listo, es conveniente trabajarlo de manera inmediata.

    Preparación de merengue

    1. Preparar el almíbar con el azúcar, el agua y la glucosa a fuego lento. Cuando empiece a burbujear, verifique si tiene el punta de bola blanda. Esto se conoce cuando, con una cuchase, se introduce de manera inmediata un tanto del almíbar en una taza de agua fría. Si puede hacer una bola sin ser demasiado sólido, ya está. Se retira del fuego y se añade la gelatina hidratada, se mezcla y se utiliza de manera inmediata.
    2. El merengue se consigue batiendo las claras a puntito de nieve, agregando el azúcar glass, el colorante y las esencias. Tiene que estar listo cuando concluya el proceso de almíbar.
    3. Cuando se integra el almíbar y la gelatina, se incorpora de manera inmediata al merengue. Vierta en forma de hilo sobre el borde del recipiente. No se debe aplicar de manera directa sobre el merengue por el hecho de que se cocinaría, use la batidora hasta el momento en que esté bien espumoso.Galletas de merengue caseras
    4. Cuando acabes de añadir todo el almíbar, bate un tanto más a fin de que quede consistente. La funda se llena de manera inmediata y se aplica sobre las galletas.
    5. Por último, espolvorea el coco sobre la mezcla. Ya están ya listas unas galletas con merengues caseros. Otra presentación es cuando se pone de manera rápida otra galleta encima para formar una suerte de emparedado.

    Galletas de merengue caseras: la merienda perfecta

    Nada tan singular como darle a nuestra familia un bocadillo de galletas de merengue caseras. Un buen acompañamiento puede ser un jugo natural si el tiempo es caluroso. Al contrario, si la época es fría, una bebida caliente transforma este postre en una exquisitez. Es una merienda para compartir todo el año, que va a hacer las exquisiteces de los más pequeños de la casa.

    Publicaciones relacionadas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Botón volver arriba