Recetas de cocinaRecetas de postresRecetas f√°ciles

Mousse de café soluble y nata

La mousse es un postre de origen franc√©s que data del siglo XVIII. Entonces el ingrediente para lograr la textura esponjosa, espumosa y lisa se lograba batiendo manualmente las claras de huevo. Los 3 sabores habituales eran azafr√°n, caf√© y chocolate, este √ļltimo se comenz√≥ a realizar en Espa√Īa por ser el primer pa√≠s de Europa en descubrir el cacao. En verdad, esta es una de las recetas de mousse m√°s populares hasta el instante.

Hoy en d√≠a, una mousse no es solo un postre, asimismo puede ser una comida y es frecuente en la cocina profesional preparar deliciosas mousses con ingredientes salobres y cremas. Con esta t√©cnica se pueden lograr sopas o la base para acompa√Īar otros ingredientes primordiales, como la carne asada. La mousse es pr√°cticamente lo mismo que la espuma. La diferencia entre cada uno de ellos est√° en la preparaci√≥n, peor muy m√≠nima. Es m√°s frecuente que se utilice gelatina para estabilizar la espuma, por lo que, quiz√°, ah√≠ radique el factor diferenciador.

Para lograr una buena mousse, hay que montar los ingredientes separadamente. Esto los va a ayudar a lograr mejor su punto máximo y va a tardar menos tiempo en volverse espumosos. Ahora sí, a preparar esta exquisita mousse instantánea de café y nata con un toque de chocolate y licor.

Ingredientes

  • 100 ml de nata para montar
  • 100 gr de caf√© soluble (instant√°neo)
  • 100 g de az√ļcar glas
  • 2 cucharadas de sirope de chocolate
  • 1 cucharada de whisky
  • 80ml de agua helada
  • Preparaci√≥n

    1. El primer paso es entremezclar el caf√© y el az√ļcar glas con el agua en un bol.Desierto cafetero
    2. Use la batidora a m√°xima velocidad para acrecentar de tama√Īo. Vas a saber que est√° ya lista cuando la mezcla haya alterado de color y parezca nieve.
    3. A continuación, vierte la nata en un bol con una cucharada de whisky (puede ser cualquier otro licor) y bate la nata a máxima velocidad hasta el momento en que quede mantecosa.
    4. Cuando lo hayas logrado, incorpora poquito a poco la mezcla de café sobre la nata. Usa movimientos envolventes para unir los ingredientes hasta el momento en que quede bien integrado.
    5. Ahora vierte el almíbar en el fondo de una copa de helado (o como prefieras) y sirve la mousse. Para darle más personalidad, puedes rallar un tanto de chocolate negro por encima y servir inmediatamente.

    ¬°Sencillamente se funde en tu boca! Este exquisito mousse instant√°neo de caf√© y nata es un postre digno de cinco estrellas que, si lo congelas, puede ser un helado envidiable. Es una receta no capaz para peque√Īos por el caf√©, as√≠ que juega con la cantidad de licor que m√°s te guste.

    Atrévete a probar esta receta en casa y no vaciles en decirnos qué te semeja. Nos encantaría leer tu opinión y solicitarnos más recetas.

    Publicaciones relacionadas

    Botón volver arriba