Uncategorized

Recetas creativas para cocinar y comer pipas

Si te gusta comer pipas de girasol, también llamadas pipas, hay algunas recetas interesantes que puedes probar. Aquí te dejamos algunas ideas.

Las semillas de girasol o «pipas» que compramos crudas, deben tostarse y pelarse, para lo cual solemos comerlos pelando uno a uno, que es bastante engorroso y deja un gran desorden al pelar. Pero este problema tiene solución. Con una cocción sencilla los degustaremos de una forma mucho más cómoda.

Las pipas son muy nutritivas. Una porción (un puñado generoso) contiene 6 gramos de proteína con casi 4 gramos de fibra, vitaminas A, D, E, vitaminas del complejo B (especialmente B12) y minerales importantes: magnesio, calcio, selenio, así como Omega saludable. 3 grasas. Un aspecto nutricional a destacar de las pipas es que contienen triptófano, entre otros aminoácidos, que promueve la producción de serotonina, la llamada «hormona feliz», que reduce nuestra ansiedad y mejora nuestro estado de ánimo.

Formas de comer semillas de girasol

Tostado, licuadora y envasado

Podemos comprar pipas de girasol ya peladas y tostadas, pero si has cultivado tus propias semillas o has encontrado una oferta imperdible de semillas crudas, esta es la forma más sencilla de prepararlos:

  1. Ase las semillas. Para ello, lávelos, séquelos muy bien y colóquelos en el microondas durante 1 minuto. Abre el horno, revuelve y hornéalas de nuevo por un minuto más. Si no usa un microondas, puede tostarlos en una sartén.
  2. Pelarlos con la batidora. Si hay muchas semillas, es conveniente que muevas las semillas de arriba hacia abajo de vez en cuando, usando una cuchara. También puedes verter las semillas en un bol, revolver y batir nuevamente. De esta forma, quedarán todos perfectamente pelados.
  3. Vierta las semillas en un recipiente con agua. Todas las semillas irán al fondo, mientras que las cáscaras flotarán. Luego, retire las cáscaras con un colador, enjuague bien las semillas, déjelas secar y empaquételas.

Pasta saludable con semillas de girasol

Una gran alternativa para consumir estas semillas saludables es preparar una mantequilla de girasol en casa. Solo necesitamos semillas, azúcar, sal y el procedimiento es muy sencillo:

Tostar las semillas, pelarlas con la batidora y separar las cáscaras con el truco de la receta anterior. Después de procesar, agregue sal y azúcar a su gusto y mezcle bien hasta obtener una pasta cremosa. Empacar en un frasco y conservar en la nevera. La mantequilla de girasol casera se conserva bien durante aproximadamente 1 mes.

Hacer pan de semillas de girasolFormas creativas de cocinar y comer pipas

Agregar semillas a la masa de pan casero la hará más saludable. Generalmente solemos colocar las semillas (lino, chía) encima del pan, pero también pueden ir por dentro, siempre que no necesiten cocción o ya estén tostadas.

El procedimiento es sencillo. Ase y pele las pipas con los trucos anteriores y luego agregue las semillas picadas a la masa de pan, mientras agrega las grasas, ya sea aceite o mantequilla.

Comparte estas ideas para comer pipas y cocinar con pipas de girasol. ¿Los ha encontrado útiles? ¡Déjanos tus comentarios!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba