Uncategorized

Receta de tarta de queso y membrillo

Esta tarta de queso de membrillo es fácil de hacer y se ve muy bien recién sacada del refrigerador.

Es El cheesecake de membrillo es fácil para preparar y está espectacularmente recién sacado de la nevera. El membrillo es un dulce tradicional con una textura que irá perfectamente con la cremosidad de un pastel de queso. Esta base natural y sencilla nos permitirá preparar en pocos minutos y sin usar el horno una buena tarta que gustará a toda la familia y a nuestros invitados. Si quieres disfrutar de una tarta de queso ligeramente diferente, toma nota de este manjar rematado con membrillo, te encantará el resultado final.

Ingredientes:

  • 300 gr de queso crema
  • 250 ml de nata para montar
  • 100 gramos de azucar
  • 4 huevos
  • 15 gr de gelatina en láminas
  • 300 gr de membrillo
  • 200 gr de galletas
  • 75 g de mantequilla
  • Cómo hacer un cheesecake de membrillo

    1. Esta tarta de queso de membrillo comienza a prepararse como el clásico pastel de queso. Buscamos un buen queso para untar para darle sabor y lo vamos a combinar con nata y poco más. La calidad del membrillo marcará la diferencia.Receta de tarta de queso con membrillo
    2. Ponemos el galletas en el vaso de la licuadora y triturarlas. Incluimos un poco de mantequilla para darle a estos elementos la consistencia necesaria.
    3. Preparamos un molde, si es removible no es necesario, pero si no lo es, añadimos mantequilla para poder desmoldarla más fácilmente. Untamos el molde con mantequilla.
    4. Seguimos con el relleno. Calentamos la nata con el queso. Batimos hasta que estos ingredientes estén bien integrados.
    5. Agregamos el azúcar a la mezcla de nata hasta que esté perfectamente disuelto. Hidratamos las láminas de gelatina en agua fría.
    6. Batimos los huevos y los incorporamos a la mezcla que tenemos en el fuego. Solo podemos poner las claras si queremos aligerar un poco este bizcocho.
    7. Cuando los huevos estén bien integrados será el turno de deshacer la gelatina en esta mezcla para que tome consistencia.
    8. Vertimos el relleno sobre la tarta y dejamos que tome consistencia en la nevera o congelador lograremos un resultado más preciso.
    9. Calentamos el membrillo con un poco de agua, disolver y batir un poco hasta que tenga una consistencia maleable.Tarta de membrillo y queso
    10. Vertimos el membrillo encima del bizcocho y lo volvemos a poner en el frigorífico o congelador.
    11. Servir con un poco de nata o con unas nueces encima. Tendremos lista una versión de la espectacular tarta de queso con un membrillo que realzará aún más su sabor.

    Publicaciones relacionadas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Botón volver arriba