Recetas de cocinaRecetas de pescado y marisco

Receta de sardinas al ajillo

Si te agrada cocinar recetas de pescado en casa y buscas una preparación verdaderamente fácil, toma nota de esta receta de sardinas con ajo.

Para los amantes del pescado, este receta de sardinas de ajo es un plato que debemos probar. Es una comida con un sabor increíble que nos va a encantar, además de esto es sumamente fácil y veloz de preparar. Asimismo es una preparación con ingredientes que tienen muchos nutrientes. Para asombrar a todos y cada uno de los convidados en una celebración esencial o bien sencillamente para gozar en casa con nuestra familia, con unos pasos y ciertos ingredientes vamos a tener una comida deliciosa. Este género de receta, con un sabor marcado, es ideal a fin de que los más pequeños de la casa gocen del sabor y nutrientes de un pescado como las sardinas.

Las sardinas son un comestible que se puede cocinar de diferentes formas. Entre ellos hallamos el espeto, frito, horneado, condimentado y asado. Asimismo hay preparaciones para todos y cada uno de los gustos, podemos hacer desde hamburguesas de sardina hasta ensaladas y patés. Es un pescado exageradamente polivalente, económico y simple de hallar, con lo que esta receta es buena opción para cocinar.

La sardina es un pescado azul que aporta geniales beneficios y propiedades. al organismo. Es un genial aliado para reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre por su contenido en Omega tres. Aporta vitaminas del complejo B como la niacina y la B12 que favorecen la absorción de nutrientes. Además de esto, es rico en minerales como fósforo, hierro y potasio.

Por su contenido en hierro es ideal para combatir la anemia. El magnesio está asociado con el buen funcionamiento de los nervios y músculos. Asimismo el yodo es esencial para la glándula tiroides, que es la que regula diferentes funciones metabólicas. Por otra parte, el consumo de sardinas ayuda a reducir los peligros de desarrollar trombosis y aterosclerosis.Sardinas al ajillo

Ingredientes:

  • 1/2 kilogramo de sardinas
  • 2 cayena
  • 8 dientes de ajo
  • Vinagre de cidra
  • Aceite de oliva
  • Perejil picado
  • sal
  • Cómo preparar sardinas con ajo:

    1. Limpiamos las sardinas con ayuda de un cuchillo o bien unas tijeras. Retiramos la cabeza, hacemos un corte por el medio y retiramos las vísceras, la columna y las escamas si están presentes.
    2. En un recipiente con agua fría ponemos las sardinas para finalizar de limpiarlas y las dejamos sangrar. Después Sacamos del agua, secamos y dejamos escurrir.
    3. Calentamos una sartén con aceite y unas cayenas secas mientras que retiramos la piel y el germen del dientes de ajo, entonces los cortamos por la mitad. Los cortamos en rodajas y los salteamos en la sartén por unos pocos minutos.
    4. Cocine hasta el momento en que esté tenuemente dorado por los dos lados. y tenuemente crepitante. Hay que llevar cuidado de que no se agarran demasiado pues le darían un sabor amargo a las sardinas.
    5. A continuación, apartamos el ajo y la cayena del aceite con el que los freímos. Reservamos todo para su empleo siguiente.
    6. Lavamos y secamos la sartén y en ella ponemos las sardinas en orden. Los ponemos desde el centro cara afuera uno al lado del otro, hasta el momento en que cubran toda la circunferencia de la sartén.
    7. Agregamos sal al gusto y también añadir de nuevo el aceite con el ajo. Ponemos el fuego alto a fin de que el aceite tome temperatura y empiece a cocinarse velozmente.
    8. Cuando las sardinas empiecen a freírse, añada el ajo de nuevo y vierta un chorrito de vinagre. De forma inmediata apagamos el fuego.
    9. Agrega el perejil picado y tapa la sartén a fin de que todo se acabe de cocinar así como el calor residual.
    10. Pasados ​​unos minutos retiramos la tapa y verificamos la cocción. Esta parte depende del gusto de cada uno de ellos, si los queremos un tanto enrojecidos o cocidos. Si es la segunda opción, debemos dejar la sartén tapada un tanto más.
    11. En en caso de que las sardinas sean pequeñas, se cocinan más veloz. y el resultado va a ser un tanto enrojecido y demasiado jugoso. Si al contrario estos son mayores, hay que cocinarlos un tanto más ya antes de apagar el fuego.
    12. Cuando estén listas servimos las sardinas con una pequeña cantidad del aceite con el que las cocinamos y el ajo en rodajas. Este aceite va a tener el sabor de todos y cada uno de los ingredientes y el jugo que desprenden las sardinas a lo largo de la cocción.Sardinas al ajillo

    Esta receta de sardinas es una alternativa ideal para preparar cuando no tienes tiempo para hacer platos elaborados. Lo mejor es que no renunciarás a una comida llena de sabor. Puedes consumirlo tal y como lo preparaste o bien acompañarlo de una rica ensalada. Caso de que prefieras una alternativa más saludable, asimismo puedes cocinarlos en el horno y el resultado va a ser del mismo modo increíble.

    La receta de sardinas de ajo es un genial aliado para consumir en casa. No es complicado, solo requiere poco tiempo para prepararse. Es un plato que resalta en cualquier ocasión por su delicioso sabor y atrayente presentación. Atrévete a probarlo y vas a ver que jamás te va a dejar mal.

    Publicaciones relacionadas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Botón volver arriba