Uncategorized

Receta de Pan casero de tomates secos y orégano

¿Te gustaría saber cómo preparar un exquisito pan en casa? Toma nota de la receta de este pan casero de tomate seco y orégano. Es muy fácil de hacer.

El pan casero de tomate seco y orégano es una receta deliciosa para cualquier ocasión. Hacer pan en casa es una actividad cada vez más frecuente. Es una forma mucho más divertida y saludable de consumirlo. Podemos cocinarlo en familia y pasar un buen rato. Además, al hacerlo nosotros mismos sabemos cómo se hace. Esta receta de tomates secos y orégano es una de las muchas formas de disfrutar de esta deliciosa comida.

Aunque la textura del pan casero puede parecer un poco más rústica, lo casero siempre tiene mas encanto. Además, es una buena forma de pasar un buen rato con la cocina familiar. A los más pequeños de la casa les encantará la experiencia.

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina
  • 50 gramos de tomates secos
  • 12 gramos de levadura fresca
  • 4 gramos de orégano seco
  • 300 mililitros de agua
  • 20 mililitros de aceite de oliva
  • 8 gramos de sal
  • Cómo hacer pan casero de tomate seco y orégano:

    1. En un destinatario agregue medio vaso de agua y diluya la levadura. Dejad descansar.
    2. En otro recipiente más grande, mezcle la harina y el orégano.
    3. Luego incluimos la levadura con el agua restante y mezclamos muy bien. Tape y déjelo reposar durante 30 minutos.
    4. Mientras tanto, trituramos los tomates. Podemos ayudarnos unos a otros con un triturador de alimentos o un cuchillo. También podemos cortarlos en trozos no tan pequeños para que se asienten cuando el pan esté listo.
    5. Agrega el tomate al bol con la masa y amasa bien. Luego agregamos el aceite de oliva y la sal, y seguimos amasando lentamente.
    6. Enharinar una mesa limpia y colocar la mezcla. Lo trabajamos hasta obtener una masa homogénea.
    7. Agregamos un poco de aceite en el recipiente anterior y cuando tenemos la masa lista formamos una bola con ella, lo colocamos en su interior y lo tapamos con un paño limpio y seco. Lo dejamos reposar 1 hora.
    8. Después de ese tiempo dividimos la masa en dos y formamos dos panes Volvemos a poner el paño encima y dejamos fermentar 1 hora más.
    9. Precalentamos el horno a 220 grados.Pan casero en el horno
    10. Con un cuchillo hacemos cortes transversales o de la forma que a todos les gusta. Bajamos la temperatura del horno a 190 grados y horneamos durante 30 minutos.
    11. Para asegurarse de que esté listo tocamos la base Y si suena hueco, es hora de sacarlo del horno.
    12. Podemos consumirlo de inmediato o esperar a que se enfríe un poco.

    Podemos combinar este pan casero con tomates secos y orégano con todo tipo de platos en cualquier momento del día. Es una receta diferente que sorprenderá a todos por su exquisito sabor y textura. Prepáralo y te sorprenderá.

    Publicaciones relacionadas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Botón volver arriba