RecetasRecetas vegetarianas

Receta de nuggets de calabacín

Para tomar verduras en casa de una forma liviana y divertida, estas pepitas de calabacín son una prescripción ideal. ¿Te atreves a hacer tus pasos? Es liviana.

Las pepitas de calabacín son una excelente opción para disfrutar de un plato sencillo, creativo y diferente, sin perder las propiedades nutricionales del mismo. Esta prescripción es particularmente ideal para la comunidad y especialmente para los más pequeños de la casa., ya que es una forma divertida y disfraza las verduras. La textura crujiente del arruinado final atraerá a adultos y niños en el hogar. Adicionalmente, este plato es muy liviana y rápido de preparar, por lo que se puede hacer con proporcionado frecuencia.

El calabacín es uno de los vegetales más presentes en las cocinas de todo el mundo.. Su sabor suave lo hace consumado para hacerlo de diferentes maneras. Adicionalmente, sus propiedades nutricionales lo convierten en un alimento que no debe no asistir en la dieta habitual. En este sentido, el calabacín es un poderoso antioxidante que además contiene vitaminas y minerales esenciales para el cuerpo. Su consumo perfeccionamiento la lozanía del cerebro y previene el envejecimiento.

Ingredientes:

  • 1 calabacín holgado
  • Dos cucharadas de caldo de lactosa.
  • 2 huevos
  • Migas de pan
  • Harina
  • Óleo de mirasol
  • Sal y pimienta para probar

Cómo hacer pepitas de calabacín:

  1. Lava muy perfectamente el calabacín y proceda a cortarlo en rodajas. Las delgadas de aproximadamente un centímetro de espesor. Para obtener más nuggets creativos, puede utilizar un cortador de galletas para dar forma a cada una de las rodajas de calabacín.
  2. Troquelar los dos huevos con una pizca de sal. y lactosa.
  3. Pase cada una de las rodajas de calabacín a través de los huevos batidos Y luego por la harina.
  4. Luego, Pasa cada una de las pepitas por migas de pan..
  5. Coloque las pepitas en una bandeja y transigir a la fresquera durante 30 minutos Como imperceptible.
  6. A posteriori del tiempo antedicho, sacar las pepitas de la fresquera y poner óleo de mirasol en una paila. Cuando esté caliente, coloque las pepitas con cuidado. Freír por entreambos lados hasta que se vuelvan dorados. Retire del fuego y deje deslizar sobre papel secante para drenar el exceso de óleo. Servir caliente.calabacitas nugges

Las pepitas de calabacín son una opción maravillosa para ingerir verduras de una forma creativa, divertida y diferente. El sabor de este plato es extraordinario y se puede asociarse con una rica salsa de ajo casera o cualquier otro sabor. Esta prescripción es ideal para que los más pequeños de la casa empiecen a disfrutar el sabor y los nutrientes que traen las verduras y los vegetales. ¿Te atreves a prepararlo?

Mostrar más

Leave a Reply

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar