Gelatinas navideñas, ¡de colores!

La gelatina puede ser un postre idóneo para estas Navidades. Siguiendo con nuestras recetas de Navidad, estas gelatinas son perfectas para esas cenas abundantes y sobre todo para los niños, va a ser su postre preferido.

Ingredientes

  • 3 cajas de gelatinas para hacer de sabor fresa
  • 2 cajas de gelatinas para hacer de sabor lima o bien manzana
  • 2 latas de lecho condensada
  • 9 hojas de gelatina neutra

Preparación de las Gelatinas navideñas, ¡de colores!

Es esencial que la primera cosa que hagas sea organizarte y preparar un cazo por cada sabor de gelatina. Prepara un recipiente grande cuadrangular para entonces poder poner cada capa de gelatina.

En un cazo haz la gelatina de fresa, y una vez lo tengas, ponla sobre el recipiente cuadrangular. Deja que se enfríe.

Gelatinas navideñas, ¡de colores!
Gelatinas navideñas, ¡de colores!

Preparamos ahora la capa de color blanco que va a ser la de leche condensada. Ponla en un cazo a calentar con las gelatinas neutras y remueve a fin de que no se formen burbujas. En el momento en que tenemos la gelatina de leche condensada lista, y la gelatina de fresa que hemos puesto en el recipiente cuadrangular, ya está fría, le ponemos esa segunda capa de leche condensada y dejamos que se enfríe.

Gelatinas navideñas, ¡de colores!
Gelatinas navideñas, ¡de colores!

Ahora preparamos las gelatinas de color verde, escogemos el sabor lima limón o bien manzana, las dos van a quedar exquisitas. Haz las gelatinas como señala el bulto del fabricante y cuando tenemos la capa de gelatina de leche condensada, incorporamos la gelatina verde.

Gelatinas navideñas, ¡de colores! 1

Volvemos a dejar que todo se enfríe nuevamente.

A continuación seguimos poniendo nuevamente otra capa roja, entonces blanca, verde, blanco, colorado, blanco, verde, blanco, y acabamos con una última capa de color roja.

Gelatinas navideñas, ¡de colores!
Gelatinas navideñas, ¡de colores!

Gelatinas navideñas, ¡de colores! 2

Dejamos que todo se enfríe en el frigo a lo largo de cuando menos dos horas y servimos nuestras gelatinas navideñas justo cuando la vayamos a tomar.