fuente de la eterna juventud

Durante siglos el aceite de oliva ha sido considerado la fuente de la eterna juventud. Y es que este excelente producto natural tiene muchas propiedades.

El olivar es uno de los cultivos más antiguos de Occidente, especialmente en el área mediterránea. Ha acompañado la historia de la humanidad desde al menos 4000 años antes de Cristo.. En su origen, el uso del aceite de oliva se remonta a Palestina, Creta y Egipto; De allí llegó a la antigua Grecia y más tarde a Roma. Desde ese momento hasta ahora es una parte indispensable de lo que hoy se conoce como la dieta mediterránea. Desde la antigüedad, el aceite de oliva ha tenido varios usos. Se ha utilizado por sus propiedades medicinales y como cosmético. Fue la base de perfumes, ungüentos y cremas; También se usó en los rituales de purificación que pretendían establecer comunicación con los dioses. Incluso fue utilizado como combustible para encender lámparas. Por supuesto, tiene un lugar privilegiado en la gastronomía, ya que se utiliza en innumerables recetas.

Aceite de oliva: fuente de eterna juventud hoy y siempre.

Además de ser extremadamente versátil, el aceite de oliva tiene varias propiedades. Su consumo proporciona numerosos beneficios para la salud:

  • Fortalece el sistema inmunológico.. El aceite de oliva es una fuente importante de antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades causadas por virus y bacterias. Este excelente producto natural es una parte importante de la medicina alternativa.
  • >
    • Ayuda a la digestión. Reduce la secreción de ácidos gástricos, evitando la desagradable sensación de acidez. Además, el aceite de oliva ayuda con el tránsito intestinal, previniendo enfermedades relacionadas con el estreñimiento.
    • Alivia el dolor muscular.. El aceite de oliva contiene una sustancia llamada oleocantal, desinflamartoria y analgésica, útil en dolores articulares y musculares. El efecto de esta sustancia es similar al de una pequeña dosis de ibuprofeno.
    • Reduce la formación de cálculos biliares.. El aceite de oliva ayuda a limpiar el hígado, el páncreas, la vesícula biliar y los conductos biliares. En este sentido, funciona como un excelente depurativo.Aceite de oliva

    La vitamina E es un potente antioxidante presente en el aceite de oliva. Uno de sus atributos más importantes es prevenir el envejecimiento o el deterioro de las células. Esta vitamina interviene en la regeneración y formación de nuevos tejidos del organismo; Para esto, ayuda en los procesos de curación de heridas. También mantiene el aspecto saludable del cabello y la piel. Gracias a su contenido de vitamina E, el aceite de oliva ha ganado el prestigioso título de fuente de la eterna juventud.

  • Sé el primero en comentar

    Dejar una contestacion

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


    *