RecetasRecetas verduras

Cómo cocer la coliflor para que no huela ni pierda color

Si no te gusta cocinar la coliflor por sus características especiales, te damos consejos sobre cómo hornear la coliflor para que no huela o pierda color.

Aprender a cocinar la coliflor para que no huela o pierda color es esencial para todo buen cocinero; Es un ingrediente sabroso y nutritivo que no puede faltar en la mesa. Debido al intenso olor de esta verdura, suele quedar relegada como última opción, cuando debería ser la protagonista de muchos platos del menú familiar. Ese aroma es la consecuencia de una sustancia azufrada presente en la composición de la coliflor, llamada isocianatos. Cuando la verdura está fresca no huele a nada. Sin embargo, esa sustancia se libera cuando entra en contacto con el calor. Gracias a algunos trucos simples, este efecto se puede mitigar para disfrutar de todos los beneficios que esta noble planta nos brinda.

Nutrientes esenciales

La coliflor es rica en agua, vitamina C, ácido fólico y minerales como el potasio, el magnesio y el calcio.. Por supuesto, es una fuente importante de fibra, omega 3 y alicina. Estos nutrientes colaboran en la función del sistema nervioso, mejorando el rendimiento cognitivo. También favorecen la salud cardíaca y arterial. La alicina en particular ayuda a prevenir los accidentes cerebrovasculares. En todas las etapas de la vida es necesario consumir coliflor, porque sus virtudes intervienen en casi todos los procesos orgánicos. Para hacerlo más sabroso, es esencial aprender a cocinar la coliflor para que no huela o pierda color.

Trucos para saber cómo hornear la coliflor para que no huela o pierda color.

  1. Leche: añadir un chorrito de leche al agua de cocción. La coliflor ayuda a neutralizar los componentes de azufre que hacen que huele. Este truco es útil cuando estás preparando una receta para la coliflor cremosa.cocinar la coliflor
  2. Vinagre: puedes añadir unas cucharadas de vinagre blanco. En el agua de cocción. Además, es bueno empapar un paño con vinagre y colocarlo en la tapa de la olla. De las dos formas, los ácidos del vinagre contrarrestan los de la coliflor.
  3. Limón: otro truco simple es incorporar una cáscara de limón en la olla, Junto con la coliflor. Esto evita que huele y luego, la verdura permanece con un sabor ácido. También puede agregar un poco de jugo de limón al agua.
  4. Sal: cuando vayas a cocinar coliflor, es importante agregar una cucharadita de sal. el agua. Solo con eso nos aseguramos de que el vegetal no pierda su color, sea brillante y apetecible.

Estos cuatro simples trucos nos enseñan a hornear la coliflor para que no huela o pierda color. Ahora que los conoce, agregue este vegetal a su menú y disfrute de su increíble sabor sin miedo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar